Instalación y configuración básica del cliente de correo thunderbird

Thunderbird

Mozilla Thunderbird es lo que se conoce como un gestor o cliente de correo electrónico. Con estos programas tenemos un control mayor sobre nuestros e-mails, o al menos más cómodo, en mi opinión, que con las aplicaciones web que normalmente nos ofrecen los proveedores de correo electrónico como gmail, outlook o yahoo. Este tipo de aplicaciones están a la orden del día en entornos empresariales, pero no tanto en entornos domésticos, sin embargo son muy útiles si disponemos de varias cuentas y queremos tenerlas juntas en un mismo sitio.

Thunderbird es multiplataforma, de código abierto, está disponible en muchos idiomas y es ampliable con complementos tanto de mozilla como de terceros. Lo primero que tenemos que hacer es descargarlo de su página web oficial (https://www.mozilla.org/en-US/thunderbird/all.html) seleccionar el sistema operativo e instalarlo.

La instalación en entornos Windows es muy sencilla, nos pedirá si queremos una instalación estándar o personalizada, dejamos la estándar. La personalizada no aporta nada realmente relevante, solo nos permite cambiar la ubicación por defecto, si queremos o no los iconos en el menú inicio, escritorio o barra de tareas y si queremos activar o no el sistema de actualizaciones automáticas. En el mismo dialogo (así se llaman las ventanas que nos preguntan cosas, como las de instalación o los avisos que nos aparecen en pantalla) que nos pregunta sobre el tipo de instalación tiene una casilla activada por defecto para hacer de thunderbird el programa de correo por defecto, la dejamos como está y si no está acticada la marcamos. Damos a siguiente y en el siguiente dialogo hacemos click en instalar. Cuando acaba nos pregunta si queremos ejecutar thunderbird, le decimos que si.

En entornos Linux dependerá de la distribución, pero lo primero que tenemos que hacer es buscar en nuestro gestor de paquetes, casi seguro que esta disponible en los repositorios. Algunas distribuciones como Debian llevan una versión ligera de thunderbird, conocida como Icedove, para nosotros no hay diferencia. Si no lo tienes en los repositorios, descarga de la web oficial la versión para Linux. Es un archivo comprimido, con los binarios preconfigurados y precompilados, extraes la carpeta en una ubicación que te vaya bien, generalmente el home, entras en la nueva carpeta y haces doble click en el archivo binario “thunderbird-bin”.

A partir de aquí los pasos ya son comunes a todos los sistemas operativos. Al iniciarse por primera vez aparece una ventana de configuración. Seleccionamos “Saltarse esto y usar mi cuenta de correo existente”, sale un dialogo con 3 campos de texto, el primero es para el nombre que aparecerá al enviar los correos, por ejemplo Nombre Apellido. El segundo es la dirección completa, es decir usuario@gmail.com. El tercero no es obligatorio pero si aconsejable que lo pongas, al menos para la configuración, la contraseña. La opción de recordar contraseña es decisión tuya. Tras rellenar estos campos haz click en “continuar”, veras que en unos segundos aparece una información de conexión.  Como casi seguro ya tienes una cuenta de hotmail, msn, outlook, gmail o yahoo thunderbird usa las direcciones de los servidores que tiene guardas en su base de datos y suelen funcionar a la primera. Dale a “hecho”.

En el caso que uses un servidor de empresa, el que te proporciona un ISP de internet o cualquier otro tipo que thunderbird no conoce, tendrás que hacer una configuración manual y para ello necesitaras algunos datos. Pero esto lo explicaremos otro día, hoy se trata de una configuración básica, para familiarizarnos con el tema.

Ya tienes thunderbird configurado y funcionando.